Factores SEO 2018

La famosa herramienta de SEO SEMRush ha publicado su estudio sobre los factores SEO 2018. De acuerdo con este informe, estos son los 15 factores de posicionamiento SEO más importantes en 2018:

Factores SEO 2018 más importantes:

  1. Visitas directas al sitio web
  2. Tiempo en el sitio: duración promedia de una sesión
  3. Número de páginas visitadas dentro de un sitio por usuario/sesión
  4. Tasa de rebote
  5. Número de dominios que tienen links a una página web (backlinks)
  6. Cantidad de backlinks
  7. Cantidad de IPs que son responsables de esos backlinks
  8. Total de backlinks follow
  9. Longitud del contenido
  10. Uso de HTTPS
  11. Número de backlinks que contienen la palabra clave en cuestión
  12. Palabra clave en el backlink
  13. Palabra clave en el cuerpo del contenido
  14. Densidad de las palabras clave
  15. Palabra clave en el title

El primer factor SEO, el de las visitas directas al sitio web, es el más importante: para Google, cuando muchos usuarios acceden directamente a un sitio web sin hacer una búsqueda abierta, eso es una buena señal de que el dominio tiene una gran autoridad y valor; de ahí que la gente entre repetidamente y directamente a ese sitio web. Eso lo puede medir con su buscador (veces que se busca ese sitio web en Google), y también con el programa de estadísticas web Google Analytics que los sitios web tienen instalados, pero también con Chrome, que es una gran fuente de información para Google.

Los factores de ranking 2, 3 y 4 (subrayados y en cursiva) tienen que ver con el comportamiento del usuario y durante los últimos años han ganado en peso SEO. Después de las visitas directas al sitio web, las señales de comportamiento del usuario (tiempo en el sitio: duración promedia de una sesión, número de las páginas visitadas dentro de un sitio por usuario/sesión y tasa de rebote) son los más importantes. La tasa de rebote no hay que entenderla en modo estricto: no es sólo la tasa de rebote de Google Analytics, sino también el rebote en Google, es decir las veces que el usuario vuelve a Google para hacer la misma búsqueda y clickar otro enlace: eso significa que la primera web que visitó no le satisfizo.

Finalmente, en un tercer bloque (factores del 5 al 15) están los aspectos mas clásicos del SEO, con una única excepción, el uso del protocolo https (certificados SSL, en el punto 10). Ahí encontramos factores clásicos del SEO como el número de los dominios que mandan links a una página web (dominios de referencia), el número de palabras en una página, el uso de palabras clave dentro del contenido, la densidad de las palabras clave y la presencia de la palabra clave en el title, en el cuerpo del contenido, el texto del enlace, etc…

Es decir, los factores SEO tradicionalmente más importantes siguen estando ahí, pero en una tercera posición y siempre por detrás de los factores relacionados con el comportamiento del usuario: desde  las visitas directas al sitio web (factor #1) hasta la tasa de rebote (factor #4).

La lección, pues, es clara para 2018: Google mira más ahora el comportamiento de los usuarios y su interacción con las webs (y en Google) que las webs en sí mismas para ir actualizando el posicionamiento de cada sitio web.

Mottez A025P1 vs Norbike 1 de Norauto: Comparativa

Mottez A025P1 vs Norauto Norbike 1
Mottez A025P1 vs Norauto Norbike 1

Aunque quería un portabicis de portón trasero y para una sola bicicleta de la marca Thule, no había ninguno compatible con mi coche (Qashqai), así que tuve que buscar otras opciones. Después de estudiar diferentes opciones, decidí probar dos, el Mottez A025P1 y el Norbike 1 de Norauto.

Ambos son aparentemente similares: son portabicis para una única bicicleta y andan de precio parecido (42€ el Mottez y 39€ el Norbike 1), pero después de probar los dos he detectado que hay una diferencia sutil pero importante: el Mottez es más ancho de cuerpo que el Norbike 1, y eso significa que las correas que van hacia abajo del portón no tapan la matrícula (caen justo en los bordes derecho e izquierdo de la matrícula), mientras que en el Norbike 1, las dos correas tapan partes de la matrícula: la correa izquierda el primer número, y la correa derecha una de las dos letras de la derecha.

Una ventaja adicional del Mottez A025P1 es que tiene dos catadióptricos rojos en el extremo de las barras donde se cuelga la bicicleta, algo que el Norbike 1 no tiene. Además, a mi me gusta más el negro y gris predominante del Mottez que los detalles en azul del Norbike 1, que creo que le dan un toque un poco infantil o de juguete que no me gusta.

En cambio, en favor del Norbike 1 hay que decir que la goma protectora que tiene para proteger la bici cuando ésta se apoya contra las barras es móvil y se puede colocar donde efectivamente la bici toca con las barras, mientras que el Mottez A025P1, aunque es verdad que tiene una muy espuma de alta densidad con el mismo objetivo, esta espuma no es móvil y es fija. Eso significa que en el Mottez A025P1, en algunas bicis no coincidirá la parte de cuadro que se apoya en el portabicicletas con la parte del portabicis donde está la espuma protectora.

A favor del Norbike 1 hay que decir también que las correas inferiores tienen en su extremo un protector de goma para proteger la parte inferior del portón, mientras que el Mottez A025P1 no tiene esos protectores, es aluminio sobre aluminio y eso puede hacer saltar alguna mota de pintura.

En definitiva, es un empate casi técnico si no fuera por el hecho que las correas del Norbike 1 tapan números y letras de la matrícula (puede traerte problemas con la policía) mientras que el Mottez A025P1 no. En mi opinión, esta ventaja supera con creces las pequeñas ventajas del Norbike1.

Más info:

Mottez A025P1: http://www.bicyclerack-mottez.com/article.php?lg=en&mid=1&msid=0&mssid=0&rid=29

Norauto Norbike 1: https://www.norauto.es/producto/portabicicletas-de-maletero-norauto-norbike-1-para-1-bici_38663.html

Herencia Land Rover

En diciembre de 1971, dos equipos Range Rover pusieron rumbo a un formidable viaje de 29.000 kilómetros a través del continente americano. Desde Anchorage en Alaska, hasta el extremo más meridional de Argentina.

A medio camino, les esperaba el Tapón del Darién: un tramo de 400 kilómetros de tierras pantanosas y selva tropical situados entre Colombia y Panamá. Darién ha funcionado históricamente como una barrera natural entre ambos subcontinentes. Por no existir (ni siquiera en la actualidad) vías terrestres de comunicación que atraviesen la zona (principalmente por ser la parte donde se interrumpe la Carretera Panamericana, que conecta la mayor parte de los países del continente americano), se le ha denominado el Tapón del Darién.

Pero aquel no sería ni mucho menos el final del camino. En un alarde de agallas, coraje y capacidades nunca visto, estos legendarios iconos británicos consiguieron llevar a cabo toda la expedición. El célebre coronel Blashford-Snell, que dirigía la expedición, describicó esta sección de la ruta trans.-americana como el desafío más grande de su carrera.

“Algo tenía que ceder y fueron los ejes traseros”, relata el explorador. “Explotaron como bombas con esquirlas saliendo del suelo”. La temporada de lluvias llegó temprano y dejó a los vehículos atascados en el barro.  Un mes después, componentes rediseñados de autos fueron lanzados en paracaídas. Más tarde, los vehículos fueron colocados en balsas inflables hechas a la medida para cruzar la intricada zona del vasto pantanal Atrato. Finalmente, lo lograron, aunque la mitad del equipo tuvo que desistir tras sufrir pie de trinchera, fiebres y otros males.

Hoy, su viaje continúa con la colección Heritage 2017 lanzada hace poco por Land Rover. Una gama de ropa, regalos y accesorios de lujo inspirados en ese mismo espíritu de superación y perseverancia. Los colores azul marino y dorado de aquellos Range Rover están presentes en toda la colección, en la que tampoco faltan dibujos técnicos, mapas de ruta y anécdotas de la travesía del Tapón del Darién que rememoran la legendaria expedición británica a través del continente americano.

Descubre la Colección Heritage 2017 de Land Rover través de estas fotos:

land-rover-heritage-06 land-rover-heritage-05 land-rover-heritage-04 land-rover-heritage-03 land-rover-heritage-02 land-rover-heritage-01land-rover-heritage-07 land-rover-heritage-08

La Molina Bike Park Opinión

Este fin de semana me decidí a subir a La Molina Bike Park para tener una experiencia de primera mano de un bike park, algo que no había probado nunca.

Antes que nada decir que no hago Downhill ni Enduro ni Freestyle ni tampoco bajo a muerte por trialeras, sencillamente practico mountain bike básico, así que mi intención al escribir mi opinión sobre La Molina Bike Park es ayudar a otros novatos y primerizos como yo, no a los pros, porque éstos ya tienen otras páginas en las que encontrar opiniones más especializadas.

En cambio, para primerizos he notado que hay muy poca información en Internet, y de ahí que haya querido contribuir con mi humilde opinión.

Empezar diciendo que el tema forfait funciona igual que en invierno, con una pequeña tarjeta magnética que te permite pasar las puertas de acceso y subir a los remontes.

Aclarado esto, en La Molina Bike Park hay básicamente dos zonas, la de Comella y la de Tosa.

La de Comella tiene varios tramos verdes (aunque básicamente son dos pistas verdes, la de Molí y la de All For One). A este sector se accede con el telesilla y la bicicleta se cuelga en la parte posterior del telesilla.

la-molina-bike-park-opinion-telesillas

La de Tosa es donde está la acción: pistas azules, rojas y negras. Aquí es donde suelen estar el 90% de los usuarios de la estación. A este sector se accede con el telecabina, mucho más cómodo que el telesilla.

Al ser novatillo, yo empecé por la zona de la Comella, ya que para una primera toma de contacto era mejor empezar haciendo alguna verde. Me di cuenta que básicamente son pistas forestales sin demasiada inclinación. Comentar que suelen ser secas, pedregosas y con grava “movediza”; no me gustaron demasiado.

la-molina-bike-park-opinion-comella

Por ese motivo cambié a la zona de Tosa. Y ahí tuve una de las sorpresas: a pesar de que las pistas verdes aparentemente deberían ser más fáciles, me encontré más cómodo en las azules. Me parecieron más fáciles y, además, mucho más divertidas incluso para un principante como yo. Los tramos por en medio del bosque son singletracks bien trazados y con frecuentes saltos y virajes rápidos muy peraltados, cosa que hace que los senderos sean muy entretenidos.

la-molina-bike-park-opinion-guineu-03 la-molina-bikepark-opinionmolina-bike-parkla-molina-bike-park-opinion-alquiler la-molina-bike-park-opinion-guineu

Tanto me gustó que hice varias bajadas por las azules de Tosa. Ya no volví a la Comella. De hecho, recomendaría hacer una bajada por la zona de Comella únicamente para conocer esa parte de la estación, pero para poco más. Si no es que tienes un especial afecto por las pistas forestales pedregosas, la Comella no es para ti.
la-molina-bike-park-opinion-pista-guineu

He comentado que básicamente hay dos sectores en el bike park. En realidad se podría decir que hay tres. Este tercer sector está en la parte baja del bike park, alrededor del lago que se ve en la foto y que es donde confluyen todas las pistas, tanto de Comella como de Tosa.

la-molina-bike-park

Ahí se encuentra el circuito Cross-Country para los que les gusta pedalear. Es un circuito circular de 11 km con subidas y bajadas ligeras. No lo probé, ya que la gracia de un bike park y de pagar un forfait es poder subir en los remontes para luego bajar rápido, no para hacer un circuito más o menos plano. Para eso ya hay muchos senderos circulares GR que son gratuítos.

También en este tercer sector se encuentra el Woodpark, una zona de circuitos de todas las dificultades de unos 300 metros de longitud cada uno de ellos hechos con módulos de madera.

la molina bike park woodpark

En general fue una experiencia positiva. A ello contribuyó que no había casi nadie (pude contar 30 o 40 riders en total), el buen tiempo y el staff de la estación, todos ellos amables y amigables.

Una de las grandes dudas de los novatos es si se puede ir con una mountain bike normal, sencilla (no una downhill de 2.000€ o más). La respuesta es que sí, se puede, si uno toma diferentes precauciones. Por ejemplo, no entrar en rojas y negras, y tomárselo con calma. Y sabiendo que hay posibilidades de que se escacharre algo, ya que las bicis convencionales de montaña no están diseñadas para soportar tanto trajín, tanta gravedad y tantos impactos. Todos los usuarios de la estación excepto uno llevaban bicicletas de enduro o downhill. Sólo otro “pringado” como yo llevaba una MTB convencional.

la-molina-bike-park-opinion-marmota

Por estos motivos a muchos les puede parecer que no tiene mucho sentido ir a un bikepark sin una bicicleta DH o Enduro, y en parte tienen razón. Pero para una primera experiencia, ver cómo funciona el parque y ir a hacer unos descensos sin pretensiones, una mountain bike normal (eso sí, en buenas condiciones) y con (al menos) suspensión frontal es suficiente.

Ojo, tienes que tener claro que no disfrutarás tanto como los que llevan una bici downhill o enduro, pero para tener una primera toma de contacto, tu MTB habitual puede ser suficiente. Si te gusta la experiencia, ya podrás comprar una bici mejor o bien puedes alquilar una Giant Glory del 2017 por unos 90€/día (0 45€ medio día, que son 4 horas).

Yo pienso repetir, seguramente alquilando una Glory, e ir subiendo de nivel poco a poco.

¡Marchando un par de certificaciones Google!

Aprovechando la baja por paternidad, he hecho los exámenes de Google AdWords y de Google Analytics, ambos con aprobado :-)

Primero la certificación de Google Adwords, válida 12 meses:

certificacion adwords

Al haber aprobado los dos exámenes, Fundamentos de AdWords y Publicidad en búsquedas.

Y después la certificación de Google Analytics, válida para 18 meses:

certificacion google analytics