El Telón de Acero entre Eslovaquia y Austria

Siguiendo mi otro artículo acerca del Telón de Acero en la frontera entre Grecia y Bulgaria, hoy cuelgo algunas imágenes del Telón de Acero en la frontera entre Austria y Eslovaquia.

Este tramo del Telón fue erigido en 1955 por los checoslovacos, bajo los auspicios de los soviéticos, para impedir la fuga de ciudadanos desde Checoslovaquia hacia Austria y, en consecuencia, Occidente. Hasta aquel entonces habían habido numerosas fugas, cruzando a nado el río Morava, que separa ambos países.

Al igual que en la frontera greco-búlgara, durante cerca de 40 años, los alrededores del Telón fueron un territorio prohibido en el que no estaba permitido vivir, construir nada ni acceder sin un permiso especial. Sólo los guardias de la policía fronteriza podían acceder a este recinto, para patrullar las 24 horas del día. Las infrastructuras del Telón se renovaban cada 4 o 5 años, para mantenerlas en un estado de conservación óptimo.

Una vez el muro de Berlín cayó y con él el Telón de Acero, la localidad eslovaca de Devínska Nová Ves conservó restos del Telón para recordar la cicatriz que dividió Europa en dos bloques. Actualmente se puede visitar un tramo del Telón, los búnkers, una placa conmemorativa erigida en el año 2006, y algunos otros elementos de la frontera tal y como era durante la Guerra Fría.

frontera-eslovaquia-austria-telon-acero-10
Tramo de 10 metros del Telón, conservado para la posteridad
frontera-eslovaquia-austria-telon-acero-08
Al fondo, el río Morava, que separa Eslovaquia de Austria
frontera-eslovaquia-austria-telon-acero-07
Alambradas y búnkers
frontera-eslovaquia-austria-telon-acero-06
Vista de Devínska Nová Ves, en el lado eslovaco, con una torre de vigilancia
frontera-eslovaquia-austria-telon-acero-11
Vista del llamado “Puente de la Libertad” que separa Austria de Eslovaquia. Al fondo, Schloßhof, en el lado austríaco.
frontera-eslovaquia-austria-telon-acero-04
Búnker junto a la frontera
frontera-eslovaquia-austria-telon-acero-03
Tramo de alambradas
frontera-eslovaquia-austria-telon-acero-02
Vista del corredor por donde patrullaban la policía de vigilancia de la frontera
frontera-eslovaquia-austria-telon-acero-01
“¡Atención! Frontera estatal”, reza el cartel

Casio G-Shock video

Sé que yo mismo soy un converso de Casio y estoy encantado con mi Pro Trek PRG-270 serie limitada ‘Hallett Peak’, pero estoy impresionado con el vídeo de los G-Shock, la marca de Casio para los relojes más duros y resistentes del planeta.

El video está producido por Lutz Hattenhauer y el texto, imperdible, está sacado de un poema de Rudyard Kipling:

If you can keep your head when all about you
Are losing theirs and blaming it on you,
If you can trust yourself when all men doubt you,
But make allowance for their doubting too;
If you can wait and not be tired by waiting,
Or being lied about, don’t deal in lies,
Or being hated, don’t give way to hating,
And yet don’t look too good, nor talk too wise:

If you can dream—and not make dreams your master;
If you can think—and not make thoughts your aim;
If you can meet with Triumph and Disaster
And treat those two impostors just the same;
If you can bear to hear the truth you’ve spoken
Twisted by knaves to make a trap for fools,
Or watch the things you gave your life to, broken,
And stoop and build ’em up with worn-out tools:

If you can make one heap of all your winnings
And risk it on one turn of pitch-and-toss,
And lose, and start again at your beginnings
And never breathe a word about your loss;
If you can force your heart and nerve and sinew
To serve your turn long after they are gone,
And so hold on when there is nothing in you
Except the Will which says to them: ‘Hold on!’

If you can talk with crowds and keep your virtue,
Or walk with Kings—nor lose the common touch,
If neither foes nor loving friends can hurt you,
If all men count with you, but none too much;
If you can fill the unforgiving minute
With sixty seconds’ worth of distance run,
Yours is the Earth and everything that’s in it,
And—which is more—you’ll be a Man, my son!

Fuente: A Choice of Kipling’s Verse (1943). ‘Brother Square-Toes’—Rewards and Fairies, by Rudyard Kipling

 

Y de premio 4 vídeos más de G-Shock:

2 vídeos de la gama G-Shock Gravitymaster:

Y otro de la gama Gulfmaster:

Y finalmente otro de la gama del Mudmaster:

 

 

 

5 maneras de vincular tu tienda online con tu tienda física

vincular-tienda-online-tienda-fisicaSiguiendo un poco el post sobre Omnicanalidad del mes pasado, en el que se reflejaba cómo los consumidores saltan de un canal a otro sin ningún complejo y esperan que los reconozcamos siempre, me refiero ahora a algo muy relacionado con la Omnicanalidad: varias maneras de vincular tu canal online con tu canal físico. Es decir, relacionar tu tienda online con tu tienda física.

Como todo el mundo sabe, siguen habiendo algunos motivos por los que alguna gente prefiere ir a una tienda física en vez de comprar en la tienda online: uno de los motivos es poder obtener consejo inmediato, y otro motivo importante es poder tocar e inspeccionar detenidamente el producto.

En una tienda online no hay ni hay ninguna de estas dos posibilidades, y por este motivo, para tratar de solventar estos handicaps, en el e-commerce se desarrollan soluciones para acercar las ventajas de la compra presencial a la compra online.

Estas son 5 de mis maneras preferidas de vincular la tienda online con la tienda física para llevar al e-commerce las ventajas de la compra presencial:

1. Chat o Videochat

Se trata de poner a disposición del usuario una conversación con los empleados de la tienda física para resolver las dudas del usuario mediante un chat incrustado. En un nivel más avanzado, existe la posibilidad de ver al comercial a través de video en streaming para proporcionar aún más confianza al comprador. En la web se incrusta un plugin en el que se carga una videoconferencia para poder ver la cara del empleado en directo. Normalmente el vídeo es de un sólo sentido: el consumidor puede ver al comercial de la tienda, pero éste último no puede ver al consumidor en su casa.

En la imagen de abajo se ve cómo un empleado de la agencia de viajes My Travel ayuda a escoger alojamiento a su cliente de Internet:

videoconferencia-incrustrada

2. Co-browsing

Es un paso más allá del videochat: el comercial no sólo te orienta sobre los productos de la web, sinó que te ayuda a completar el pedido encargándose él de rellenar los formularios. A diferencia del chat o videochat incrustado, en co-browsing el comercial puede incluso rellenar los datos por ti en la web, mientras tú lo ves en directo. Es una gran ayuda a la conversión.

En la imagen de abajo, la empleada de Fiat le configura el coche a la clienta mientras ésta lo observa desde el sofá.

co-browsing-2

3. Teleportación

Con esta solución los clientes pueden ver e inspeccionar, desde su casa, los productos que hay en la tienda física con la ayuda de un empleado de la tienda que les emite vídeo en directo. Puede ser con un wearable como por ejemplo unas gafas inteligentes como Google Glass o Epson Moverio, o bien con un móvil con una app instalada que relaciona el vídeo que graba y emite en streaming con la sesión en la web del cliente en su domicilio.

En la imagen de abajo, el empleado de una tienda Vodafone le muestra en directo, con unas smartglasses para simular la visión del cliente, los productos de la tienda, en este caso dos móviles.

teleportacion

En este vídeo se ve mejor cómo funciona:

4. Te llamamos

Esa es la típica CTA (“Call To Action”, llamada a la acción) mediante la cual el cliente deja su número de teléfono y un comercial le llama para asesorarle en su compra. Esta opción suele salir bastante destacada en las webs de marcas que compiten en mercados muy competidos como móviles, ADSL, seguros, etc…

te-llamamos-ahora

Hay algunas soluciones tecnológicas que le aportan al teleoperador información sobre el usuario de la web, mientras que otras se apoyan en un código único de sesión para identificar al usuario. Es el caso de Balumba, en el que al pié de la web se encuentra el código identificador (lo he marcado en rojo) de la sesión:

balumba-codigo

5. Click&Collect

Finalmente, esta es otro clásico en vincular el cliente online con la tienda física. Con el Compra&Recoge, el consumidor compra online y recoge su compra en la tienda. Es práctico porque el cliente se deja llevar por el deseo y compra desde su casa, y luego se acerca a la tienda a recoger la compra.

Para el cliente es ventajoso porque satisface su deseo inmediato y se asegura reservar el producto antes de que desaparezca, pero para el vendedor significa poder hacer cross-selling en la tienda y venderle algún complemento. En línea con el concepto de Omnicanalidas, en la tienda física se debe poder hacer la devolución de los productos comprados online.

En la imagen de abajo, un cliente de Sainsbury’s recoge en la tienda física el pedido que hizo por Internet.

click-and-collect

Omnicanalidad de un vistazo

omnicanalidadSe ha hablado mucho últimamente de Omnicanalidad, de que las marcas deben proporcionar una experiencia de compra al cliente satisfactoria en todos los puntos de contacto con él, utilice el canal que utilice.

Hasta hace poco hablábamos de Multi-channel, que se definía por el hecho que los retailers tienen diferentes canales (tiendas físicas, websites corporativas, tiendas online, blogs, micro-sites, call-centers, apps, perfiles en redes sociales…), pero no estaban integrados.

Lógicamente, el Multi-channel inevitablemente dió lugar al Cross-channel: el cliente empieza en un canal y transacciona en otro. Por ejemplo, ve algo en la cuenta de Pinterest de una marca y acaba comprando en la tienda online. O ve un folleto en una tienda y acaba visitando la web. O ve algo en la tienda online y lo acaba yendo a comprar en la tienda física.

Son muchos canales y muchos viajes arriba y abajo, pero una sola marca y un solo consumidor.

Esto está también muy relacionado con el fenómeno de que, en la actualidad, las líneas entre los mundos offline y online están desapareciendo:

– El 44% de los consumidores hacen ROPO (es decir, investigan online y comprar offline)

– El 17% visitan la tienda primero, y después compran online

– El 32% investigan online, visitan la tienda física para ver el producto, y finalmente vuelven online a comprarlo.

– El 51% investiga online y compra en la tienda física.

No sólo cada consumidor prefiere pasar del online al offline a su estilo, sinó que en muchos consumidores se entremezclan todos los comportamientos, en función del tipo de compra que sea.

Para complicarlo aún más, 4 de cada 5 compradores saltan de un dispositivo a otro para hacer estos movimientos. Por ejemplo echan un primer vistazo por el móvil, luego se ponen cómodos con el tablet para mirárselo mejor, y finalmente se sientan en el ordenador para realizar la compra en serio.

De ahí que aparezca el Omnicanal. Se trata de proporcionar al cliente una experiencia satisfactoria en todos los puntos de contacto con él, y a lo largo de su viaje.

Para ello es necesario tener los datos de cliente centralizados y conocer el historial de compras del cliente, o incluso si ha dejado algún carrito de compra abandonado. El usuario debe poder identificarse (o nosotros identificarle a él) y nosotros enseguida ayudarle a concluir su proceso con éxito.

La omnicanalidad no sólo se trata de la compra – también de las devoluciones. En los tiempos que corren, los consumidores esperan también poder devolver los bienes a través de varios canales y no sólo la forma tradicional en la tienda. Por correo, por recogida en domicilio o en otra tienda de la misma cadena.

A efectos internos de una empresa, eso significa administrar una única base de datos de clientes, ventas, pedidos, devoluciones, stocks… a la que pueden acceder y se sincronizan la central, las sedes, los concesionarios, franquicias, los asociados, en la web, etc…

3 citas de Jeff Bezos

“Si haces infeliz a un cliente en el mundo físico, puede que se lo cuente a 6 conocidos. Si haces infeliz a un cliente en el mundo online, se lo puede contar a 6.000 personas”
– Jeff Bezos, Amazon

“El mejor servicio al cliente es cuando el cliente no necesita llamarte, no necesita hablar contigo”
– Jeff Bezos, Amazon

“Los clientes satisfechos no sólo vuelven a tí, no simplemente te recomiendan, insisten a sus amigos en que te compren a ti”
– Jeff Bezos, Amazon