22.06.15 / Marcas

Non-obsolescent products and brands »

non-obsolescent products and brands

At a time when “planned obsolescence” – that is, the deliberate limitation of the useful life of a product so that consumers are forced to replace it – has become mainstream, I gave it a thought and encountered three examples of manufacturers which could escape this categorization.

These are three brands which make and sell what I would consider to be non-obsolescent products:

The first that came to my mind is Thule, the Swedish manufacturer of roof racks, cargo boxes and luggage. Since January 1, 2006, all Thule sport and cargo products purchased carry a [limited] lifetime warranty which warranties its products against manufacturer defects. On the other hand, Thule luggage, bags and cases have a stunning 25 year quality guarantee. I have a friend who once had an issue with a Thule product. He took it to the service to repair it, but the employees told him that there was no need to repair, as he could exchange it for a brand-new product with no extra questioning. He was amazed that he was given a new product to replace his for free.

The American brand The North Face is another company sporting a lifetime guarantee, as explained on The North Face website: “The North Face products are fully warranted to the original owner against defects in materials and workmanship for the lifetime of the product. If a product ever fails due to a manufacturing defect, even after extended use, we will repair the product, without charge, or replace it, at our discretion.” The North Face products are expensive, but at least you can trust you’ll have them for years to come.

Finally, there is Casio, the Japanese watchmaker. Casio is known for its legendary reliability, but issues no lifetime warranty officially. Still, it manufacturers products which could be rightfully labelled as “non-obsolescent”. For instance, my brand-new Pro Trek PRG-270. It is solar-powered, which means that there is no need to replace battery ever. It is 100 m waterproof, so it will resist a decade of continuous rainfall. And it features a durable resin case with an elevated bezel to prevent scratches on the display. Altogether it means that the Casio will not break easily. In other words, it has been designed to last. In fact, Casio trusts this watch to last to the extent that it has programmed a perpetual calendar in it. Probably this watch will outlast me.

These would be three examples of manufacturers which defy the “planned obsolescence” mantra by making non-obsolescent products built to last. I am not trying to prove anything. If anything, these examples could very well be the exception that proves the rule. But it’s nice to know that, in a world where most products have such a short lifetime, there are still non-obsolescent products and brands out there.

18.05.15 / Opinions and reviews

Garmin Tactix vs Casio Pro Trek PRG-270 »

garmin tactix

En los dos años que lleva en el mercado, el Garmin Tactix se ha erigido como el reloj idóneo para los soldados que buscan un instrumento multifunción con altímetro, barómetro, brújula y GPS.

Eso no es de extrañar ya que el Garmin Tactix tiene una clara orientación militar. Está construido sobre la base del Garmin Fenix, añadiéndole funcionalidades útiles para un soldado. Es más, estas funcionalidades fueron probadas durante 2 años por unidades especiales del ejército americano y, después de este periodo, el reloj se liberó para uso civil.

Dado que está inspirado por las necesidades de las unidades tácticas del ejército americano, esta pequeña maravilla de reloj tiene una serie de características específicas que lo hacen idóneo para uso militar:

  • – Diseño completamente negro, acabado en color mate y pantalla mineral curva (en vez de plana) para evitar posibles reflejos que delaten la presencia del soldado en operaciones realizadas en la oscuridad.
  • – Display negativo con carácteres invertidos en verde que no provocan resplandores borrosos al ser observados con gafas de visión nocturna.
  • – Modo Jumpmaster para operaciones aerotransportadas. Este modo sigue especificaciones del ejército americano para calcular el HARP (el punto de salto en altitud) para un paracaidista. Este modo detecta cuándo el paracaidista ha saltado y ayuda al soldado a navegar por el aire hasta el DIP (el punto de impacto deseado) utilizando el barómetro y la brújula electrónica.
  • – Calendario de mareas para poder planear operaciones anfibias que incluyan desembarcos.
  • – Hora de salida y puesta del sol y de la luna, para planificar las horas de las operaciones.
  • – Conectividad ANT+ y Bluetooth para poder compartir rutas, waypoints y tracks con otros efectivos armados con dispositivos Garmin compatibles.
  • – Reloj mundial con capacidad de mostrar diferentes zonas horarias, hora militar y hora zulú a la vez, para poder coordinar operaciones militares en varios husos horarios.
  • – Posibilidad de expresar posiciones en latitud/longitud y en MGRS (Military Grid Reference System), el estándar utilizado por la OTAN para identificar una ubicación específica sobre el globo terráqueo.

Hasta ahí parece el reloj perfecto para uso militar.

Pero el Tactix tiene también inconvenientes. Estos inconvenientes son aún más evidentes cuando se comparan algunos aspectos del Tactix con los de un reloj como el Casio Pro Trek PRG-270, que vale la mitad.

Es verdad que éste último no tiene GPS ni la infinidad de modalidades de uso que tiene el Tactix, pero como dispositivo multifunción y de construcción sólida compite en muchas ocasiones, junto con otros Pro Trek, por ocupar las muñecas de los militares (el tercero en liza sería el Suunto X-Lander).

casio prg-270-1aer

Como decíamos, el PRG-270 no tiene GPS y vale la mitad, unos 190 euros, mientras que el Tactix suele estar sobre los 360 euros. Son diferentes, pero comparables. Al fin y al cabo, el PRG-270 también tiene diseño negro, display “táctico” negativo, horas de salida y puesta del sol (aunque no de la luna), reloj mundial, hora militar y hora zulú, calibración barométrica (útil especialmente para francotiradores), etc.. De hecho, la gran mayoría de soldados siempre acaban comparando los modelos de Garmin, de Pro Trek y de Suunto antes de comprar su reloj.

Pero no escojo el PRG-270 para compararlo con el Tactix. Lo escojo para poner de relieve los mayores defectos de éste último.

El inconveniente más importante del Tactix es el de la batería. La batería del Tactix dura 50 horas, que es claramente insuficiente en operaciones prolongadas en el tiempo. Significa que hay que ir acordándose de ir recargando el reloj cada dos días. En cambio, el PRG-270 tiene batería prácticamente infinita al cargarse con su panel solar. Efectivamente, el PRG-270 se auto-recarga continuamente por el mero hecho de estar expuesto a la luz. Eso significa olvidarse para siempre de su batería. El problema de la batería del Tactix es grave si tenemos en cuenta que no es raro que unidades de infantería estén más de tres días (por no decir una semana) en un operativo, mientras que su batería sólo dura un poco más que 48 horas.

Algunos otros relojes comparables, como el Suunto Xlander Military o el Suunto Core no tienen batería infinita como el PRG-270 pero sí que tienen al menos la opción de que uno mismo se pueda cambiar la batería. No es el caso del Tactix, que sólo se puede cargar con el típico cargador magnético de Garmin, conectado a una fuente de alimentación eléctrica.

El segundo inconveniente del Tactix radica en su resistencia al agua, que sólo es de 50 metros. En usos militares debería ser de al menos 10 atmósferas (100M water-resistant), para estar seguro que el reloj no se estropeará en caso de caer al mar, o para estar tranquilo cuando un soldado desembarca de una lancha, nada o atraviesa una cascada en una operación. Mientras que el Tactix sólo tiene 50M, el PRG-270 tiene los reglamentarios 100M.

En tercer lugar están los botones del Tactix. Muchos soldados se quejan de que son demasiado pequeños y eso dificulta su uso con guantes, algo habitual en el ejército. En cambio, el PRG-270 tiene los botones más promimentes y con una textura rugosa anti-deslizante que evita deslices involuntarios (tanto con dedos desnudos sudados como con guantes mojados). Los del Tactix, además de más pequeños, son menos rugosos y de pulsación mas dificil. También se suele decir del Tactix que sus botones no están sellados y que por las ranuras entra polvo, pero como no tengo referencias (no positivas ni negativas) del PRG-270 en este aspecto, prefiero obviar este tema.

En cuarto lugar está el rango de temperaturas máximas que aguanta el dispositivo, que en el PRG-270 son mayores. El PRG-270 puede funcionar en temperaturas de hasta 60 ºC, mientras que el Tactix sólo aguanta hasta 50 ºC. Eso es un inconveniente en operaciones realizadas bajo el sol del desierto como en Irak o Afganistán, donde el termómetro, bajo el sol, puede pasar de los 50 ºC.

Finalmente, un apunte más, las llamadas “Storm Alerts”. Son alertas por cambios de tiempo repentinos, muy útiles para anticipar movimientos o modificar planes en algunas operaciones. El Tactix no las tiene, mientras que el PRG-270 (o otros relojes de uso militar como el Suunto X-Lander Military) sí las tiene.

En definitiva, el Tactix es muy buena opción para un soldado, si el dinero no es problema y puedes vivir con esos inconvenientes, siendo el de la batería el más grave.

Por su lado, el PRG-270 es una gran compra si el presupuesto es ajustado. Es imposible comprar un reloj ABC (altímetro – barómetro – brújula) más preciso, duradero (la legendaria durabilidad de los Casio) y práctico por menos dinero. Y con el regalo que es que comprar un nuevo dispositivo tecnológico no signifique la esclavitud de estar pendiente todo el día de otra batería más. Yo tengo el PRG-270 en su versión limitada “Hallett Peak” (nombre que proviene del pico de 3.877 metros de altura en las Montañas Rocosas) y estoy encantado.

La nueva versión del Garmin Tactix, el Garmin Tactix 2, debería resolver estos problemas. Debería tener una batería que durara 50 horas y que fuera reemplazable, debería incrementarse su resistencia al agua a 100M, los botones deberían ser más prominentes, más rugosos y más estancos, y debería tener un rango de temperaturas de operación más elevado. Idealmente de -30 ºC a 60 ºC para poder realizar operaciones en el Ártico on en el desierto. Veremos si en Garmin se lo piensan. Lo que es prácticamente seguro es que la pantalla del nuevo Garmin Tactix 2 será a color… :-)

27.04.15 / Marketing Online

6 consejos para la política de precios de tu tienda online »

Estrategia y política de precios en una tienda online

Poner precios en una tienda online es más dificil de lo que parece. Hay que tener en cuenta muchas variables para definir una estrategia de precios, y también muchas técnicas para aplicar y probar. Si estás en esa situación, estoy seguro que estos consejos te ayudarán a tener una buena estrategia de precios en tu e-commerce:

1) Pon precios psicológicos

Seguro que has observado que hay muchos productos que valen 2,99€, 6,99€, 89,95€, etc. Los supermercados, las tiendas de ropa, las zapaterías… Todos los establecimientos de venta están llenos de productos cuyos precios no son redondos.

Obviamente, hay un motivo para no poner precios redondos como 3€, 7€ o 90€. El motivo es que como consumidores percibimos que un precio como 2,99€ es menor de lo que realmente es debido al “efecto del dígito izquierdo”. Este efecto consiste en que cuando observamos un precio, básicamente nos fijamos en los dígitos de la izquierda de la coma y no tanto en los de la derecha.

De este modo, la diferencia en la percepción del precio entre un plátano de 3,99€ y un plátano 4,00€ es desproporcionadamente grande para tratarse de un mísero céntimo, y eso lo sabemos los que trabajamos en tiendas online.

Por ese mismo motivo, la diferencia psicológica entre un plátano de 3,99€ y un plátano de 4,00€ es mayor que la diferencia entre 3,59€ y 3,60€ porque el dígito de la izquierda es el que más importa, el que más peso tiene en la percepción del precio.


2) Utiliza precios de anclaje

Los precios de anclaje tienen relación con lo que se llama cross-selling, que consiste en proponer al usuario un producto alternativo por si el producto que está visualizando no le acaba de convencer. En tu tienda online, puedes aprovechar la práctica del cross-selling para tu estrategia de precios.

Si el producto que está visualizando el cliente vale 275€ y junto a él propones un producto parecido que vale 429€, el precio del primer producto parecerá mucho mejor en comparación y se volverá más atractivo. Con toda seguridad, la inclusión del producto de 429€ te ayudará a vender más el de 275€.

No es una teoría. Estas mismas cifras están sacadas de este estudio publicado por el Wall Street Journal. En este estudio se explica el caso de la empresa Williams-Sonoma, que tenía una máquina para hacer pan en su catálogo con un precio de 275$ que no se vendía muy bien. Cuando añadieron a su web un producto similar por 429$ (que funcionaba un poco mejor) y lo mostraron al lado del de 275$, las ventas del producto de este último producto se multiplicaron casi por dos.

En el ejemplo de Williams-Sonoma, los clientes quizá pensaron “No sé mucho sobre máquinas para hacer pan, pero si puedo comprar el modelo de 275$ que es casi tan bueno como el modelo de 415$, entonces seguro que es una buena compra”.

Estos precios se llaman precios de anclaje, porque aportan una referencia para deducir si un precio es bueno o no. En definitiva, ¿quieres vender un reloj de 1.500€? Pon a su lado un reloj de 8.000€ y aquél parecerá una ganga.


3) Pon siempre la opción más económica

Una vez hemos aprendido a poner precios de anclaje elevados, ahora viene una táctica que a primera vista puede parecer contraria: ofrecer siempre la opción más económica en la misma categoría de productos.

Ello se suele hacer para aquellos usuarios que quieren ese tipo de producto pero tienen el presupuesto muy ajustado. Poner la opción más económica es una manera de atrapar a un cliente que de otro modo abandonaría la web y acabaría comprando en otro sitio. Y siempre es mejor que compre en el tuyo que lo haga en otro sitio porque una compra en el tuyo igual no te aporta casi ningún ingreso, pero es una venta de menos que hace tu competencia.

Dicho de otra manera: conseguir el pequeño logro de impedir que tu competencia realice una venta te ha costado 0 euros, y además has ganado un cliente más.


4) Pon precios distintos aunque los productos sean casi iguales

En muchos casos, es conveniente poner precios distintos a los productos, aunque sean prácticamente iguales. Eso evita la llamada “parálisis del comprador”, que sucede cuando dos productos que compiten entre sí tienen el mismo precio y los consumidores, ante esa disyuntiva, compran menos que si los precios son distintos. Es lo que demostró este otro estudio de la universidad de Yale.

Es fácil entender la psicología que hay detrás de ello: cuando productos similares tienen el mismo precio, los consumidores dudan y tienden a aplazar su decisión en vez de actuar y decidirse por uno de ellos.

Así que si vendes dos corbatas azules de la misma calidad, aunque te cuesten lo mismo es mejor que valgan diferente en tu tienda online. Eso remarca más las diferencias que hay entre productos aparentemente indistinguibles, aporta claridad a la elección y ayuda al que busca precios bajos a inclinarse por la opción más económica y al que busca calidad a decantarse por la otra opción. En resumen, los precios distintos simplifican la elección.


5) Comunica adecuadamente los precios con descuentos

Si ofreces un descuento en tu tienda online, comunícalo bien. No tiene sentido hacer un descuento si no se comunica en la web y tus clientes no se enteran. Es increíble, pero hay un gran número de tiendas online que ofrecen precios con descuento y no lo comunican suficientemente bien.

A la hora de comunicar un descuento, sigue la regla del 100: si el precio del producto vale menos de 100€, comunica el descuento como porcentaje (por ejemplo, 25%). Si es mayor de 100€, comunica el descuento como valor absoluto (30€ menos). Si puedes, para hacerlo aún más obvio muestra el precio antiguo con el precio tachado.

Siempre que sea posible, procura utilizar el numeral más grande: mejor 35€ que 25%.

Y, por supuesto, potencia los precios con palabras como “sólos”, “ahoras” y exclamaciones: “¡Sólo 15€!” – “¡Ahora 18€!” – “¡Rebajado!”, etc…


6) Propón opciones peores

Ésta es mi técnica favorita. Si accedieras a la web de un periódico y te ofreciera estas 3 opciones de suscripción, ¿cuál escogerías?

• Suscripción edición digital: 59€
• Suscripción edición en papel: 125€
• Suscripción edición digital y en papel: 125€

A primera vista, notarás que la segunda opción parece un error. ¿Cómo puede costar lo mismo que la tercera opción, que incluye la suscripción a digital y papel por el mismo precio?

Pero no es un error. La inclusión de opciones peores puede suponer una gran diferencia, ya que puede hacer que la opción más cara se venda mucho más.

De hecho, éste es un caso real del diario The Economist. Antes de que estuviera la opción sólo en papel, este periódico financiero sólo daba dos opciones: la suscripción digital (59€), y la suscripción digital+papel (125€).

La mayoría de usuarios contrataba la suscripción digital (59€), ya que era más barata que la opción digital+papel (125€). Cuando el periódico incluyó la opción de sólo papel también por 125€, la gente enseguida reconoció el valor de la suscripción doble, y esta opción se convirtió en la más vendida.

El corolario es que cuando ofreces diferentes versiones de tu producto, la gente naturalmente comparará esas opciones. Para llevar a la gente hacia la opción más rentable, puedes añadir una opción peor, al mismo precio (o casi). Así influyes en el proceso de comparación. De entre dos, una será la buena y la otra la mala. Pero entre tres, si hay una opción que es claramente muy mala, las otras dos parecerán en comparación buenas y la más rentable tendrá más posibilidades.


¡Espero que estos 6 consejos te hayan ayudado en tu política de precios para tu tienda online!

24.03.15 / Marketing

Helly Hansen y Renault se alían »

Una de mis marcas favoritas, Helly Hansen, se alía con el fabricante Renault para una competición en tierras noruegas…

02.02.15 / Marketing

Make life a ride »

Seguimos con buenísimos vídeos de marcas. En este caso BMW Motorrad con su última campaña “Make life a ride”. Simplemente espectacular.

10.01.15 / Publicidad

Fantástico vídeo del Volvo XC70 con Zlatan Ibrahimovic »

Y seguimos con el tema sueco, que parece que me persiga. Poco después de haber escrito este artículo sobre los rasgos suecos del Volvo XC90 y hace poco sobre los nuevos vídeos de la también sueca Thule, ahora me encuentro con este fantástico vídeo inspirado en el paisaje de Suecia y ojo, con una letra inspirada en el himno sueco pero modernizada (a Zlatan la letra original del “Du Gamla Du Fria” le parece aburrida y realmente si la lees razón no le falta).

Y de bonus, otro fantástico vídeo de la campaña “Made in Sweden” de Volvo:

Como curiosidad, decir que este último anuncio ha hecho que su banda sonora, la versión de Amanda Bergman de “Vintersaga”, haya llegado al nº1 de la lista de iTunes en Suecia y que también esté entre las 5 canciones más escuchadas por los suecos en Spotify…

09.12.14 / Branding

Thule – Nuevos vídeos 2014 »

Hoy he estado viendo los nuevos vídeos de una de mis marcas favoritas, Thule. Esta es una marca que me tiene fascinado por lo bien que lo hace todo, y por ser capaces de vender sus productos a precios desorbitantes a pesar de la creciente competencia como por ejemplo Packline (mira aquí una comparativa que escribí entre Thule y Packline).

Hace poco estuve en Suecia y tuve la suerte de visitar la concept store que la marca sueca tiene en Malmö y la marca me volvió a enamorar…

El primer vídeo es la reedición 2014 de su concepto de “Bring your Life”:

Como siempre con Thule, grandes imágenes y gran calidad de la dirección de fotografía.

Y para complementar, tres nuevos vídeos sobre el Thule Test Program que certifica la calidad de los productos Thule. Recordad, las mochilas Thule como ésta tienen una garantía de… 25 años!!!!!

Etiquetas: ,

14.11.14 / Marketing, Publicidad

Publicidad en Twitter »

Como pasa muchas veces, el lenguaje marketiniano de algunas webs impide la comprensión de los diferentes productos y de sus diferencias. Em Twitter pasa igual: su página explicativa de sus diferentes productos publicitarios exige leerla tres o cuatro veces para poder entender algo. Así que aquí traigo un resumen sin toda la paja que mete Twitter a la hora de explicar sus productos.

En Twitter hay tres (3) tipos de publicidad: las CUENTAS PROMOCIONADAS, los TWEETS PROMOCIONADOS y las TENDENCIAS PROMOCIONADAS.

1. CUENTAS PROMOCIONADAS:

Si contratas este producto publicitario, tu cuenta de Twitter aparecerá en la caja de sugerencias que el sistema, de manera orgánica, propone a sus usuarios para que sigan a nuevas cuentas. Tu cuenta saldrá bajo el epígrafe de “A quién seguir” con el mismo formato que las demás sugerencias, pero señalizado con la flecha naranja de “Promocionado”.

La Cuenta Promocionada siempre aparecerá en la primera posición de las tres cuentas que el sistema recomienda a cada usuario. Durante el tiempo que mantenga contratado el servicio, tu cuenta no será suplantada por ninguna otra cuenta en esa posición.

Segmentación: Twitter determina los intereses de las personas y les muestra sugerencias acordes a éstos. No obstante, los anunciantes deben refinar el algoritmo con palabras clave según su target. En este caso puedes segmentar por:

– Por intereses
– Por género
– Por ubicación geográfica

Pago: En las Cuentas Promocionadas se paga por nuevos seguidores conseguidos (es decir, usuarios que hayan clickado el botón de “Seguir”). El precio se fija mediante una puja competitiva (subasta del segundo precio), al estilo de Google Adwords, y el precio medio varía entre 0,25 y 0,50 € por usuario conseguido (eso en España, en Estados Unidos por ejemplo se paga mucho más, entre 1€ y 5€).

2. TWEETS PROMOCIONADOS

Los Tweets Promocionados son tweets normales, pero con el beneficio adicional de que llegan, aparte de a los seguidores actuales, a los seguidores potenciales a los que va segmentada tu publicidad. Los Tweets Promocionados aparecen como cualquier otro tweet en las cronologías de los usuarios y en los resultados de búsquedas.

¿Cómo funciona su posicionamiento? Los Tweets Promocionados no tienen una posición fija en la cronología del usuario; sin embargo se garantiza que aparecerá en la primera pantalla del usuario, sin necesidad de que éste haga scroll. Así, en el caso de una pantalla de un sobremesa o portátil, se mostrará entre la posición 1 y 7, que es el número promedio de tweets que aparecen en esas pantallas. En el caso de un dispositivo móvil (smartphone o tablet) se mostrará entre los puestos 1 y 4.

Los Tweets Promocionados ofrecen más opciones de segmentación que las Cuentas Patrocinadas. Se pueden segmentar por:

– Por intereses
– Por género
– Por ubicación geográfica
– Por dispositivo
– Por usuarios similares a los seguidores existentes

Pago: En los Tweets Promocionados sólo se paga por interacción (si los usuarios retwittean, responden, agregan a favoritos o hacen click). Además, si el tweet tiene algún archivo adicional como video o imagen, también se pagará si el usuario expande el tweet, o le hace click al contenido audiovisual o a la fotografía. Normalmente se paga entre 0,10 € y 0,30 € por interacción.

3. TENDENCIAS PROMOCIONADAS

Las Tendencias Promocionadas consisten en introducir un trending topic que, auspiciado por la marca anunciante, se promociona de una manera artificial. Esa promoción existe durante 24 horas y en un país determinado, y el trending topic en cuestión aparece en un lugar fijo y destacado en la parte superior de la lista de trending topics en los diferentes dispositivos como sobremesas, portátiles, tablets y smartphones.

La Tendencia Promocionada siempre va a estar entre los trending topics normales (los orgánicos) de Twitter durante las 24 horas del día seleccionado por la marca. Aunque el anunciante no puede elegir el sitio en el que desea aparecer en el ranking, sí se garantiza exclusividad: durante esas 24 horas no habrá ningún otro trending topic promocionado.

Pago: Lógicamente, teniendo en cuenta su potencia, éste es el producto más caro, con diferencia. Además, si bien los dos anteriores fijan su precio en base al sistema de subasta con un límite diario de presupuesto como el de Google Adwords, las Tendencias Promocionadas tienen un precio fijo que varía por país. Por ejemplo, en España está alrededor de 10.000 euros, mientras que en México sobre los 12.000 euros. En Brasil se han pagado hasta 30.000 euros, y en Estados Unidos, esa promoción puede alcanzar los 150.000 euros (200.000 dólares).

Una cosa más…

También existen otros tipos de publicidad pagada en Twitter, que la plataforma permite aunque no sea ninguno de sus tres productos convencionales y a pesar de que la plataforma no gane dinero con ella.

El más conocido es el de los tweets patrocinados, que son aquellos tweets de carácter publicitario escritos por una celebridad o usuario influyente a cambio de un acuerdo económico con una marca. Este tipo de tweets sí están permitidos por Twitter, siempre y cuando se especifique que son patrocinados con hashtags del tipo #Ad o #promo.

Lo atractivo de estos tweets es que permiten llegar a un segmento muy específico de usuarios. Llegar a todos los usuarios del F.C. Barcelona es fácil si consigues que Iniesta escriba un tweet patrocinado. Los precios de este formato varían según la marca y la persona, pero como referencia, la actriz Kim Kardashian gana unos 7.600 euros por tweet publicitario, y el rapero Snoop Dogg unos 6.100 euros.

Otra opción publicitaria es vender (o comprar, desde el punto de vista del cliente) el background de tu cuenta de Twitter, algo que ha hecho algúna vez algún usuario. Por ejemplo, una revista de moda vendió el fondo del diseño del fondo de su cuenta a un fabricante de champús.

Finalmente, una tercera opción muy utilizada para darse a conocer en Twitter es seguir a alguien. Seguir a alguien le genera un email al usuario que es seguido con la descripción del nuevo seguidor, lo que en otras palabras significa que seguir a alguien te permite introducir tu descripción (y por tanto darte a conocer a esa persona), directamente en su buzón de correo.

10.10.14 / Otros

Diferencias entre softshell y hardshell »

Softshell vs Hardshell

Existe bastante confusión entre lo que es un “softshell” y un “hardshell”. Esto es una breve explicación que intenta explicar fácilmente y simplificadamente las diferencias entre un Softshell y un Hardshell.

Softshell, ¿qué es?

Un Softshell es una chaqueta con un interior cálido con algunas -aunque limitadas- prestaciones frente al viento y a la lluvia. Suele ser repelente al agua, pero no totalmente impermeable. Vale sólo para proteger de lloviznas ligeras.

Hardshell, ¿qué es?

Un Hardshell es una chaqueta impermeable y transpirable que se utiliza para protegerse de los elementos. Gracias a las nuevas membranas (Gore-tex, Neoshell, etc.), los Hardshells son muy impermeables y son a prueba de agua (“waterproof”) para una mayor protección frente a la lluvia, nieve, granizo, viento…

Diferencias entre Softshell y Hardshell

Una de las principales diferencias es que el Softshell es más cómodo y más transpirable que el Hardshell. El Softshell es también mucho más cálido. En el lado negativo, sin embargo, hay que destacar la (lógica) ausencia de la capucha en la mayoría de los modelos de Softshell, su peso bastante considerable y sobre todo, y ese es su mayor inconveniente, el hecho de que no sean impermeables como los Hardshell.

Por su parte, el Hardshell protege de los elementos, pero no del frío! En contra de lo que algunos piensan, el Hardshell no está pensado para dar calor, sinó para mantenerse seco. El Hardshell es perfecto para su uso como capa externa en un sistema de tres capas, con ropa de abrigo debajo. Entre sus ventajas está que es más ligero que el Softshell. Como inconveniente, el Hardshell no es muy transpirable – no se puede tener todo!

Softshell o Hardshell, ¿qué comprar?

Para elegir entre un Softshell y un Hardshell, valora las ventajas y desventajas de cada uno …

Elige un Softshell si:

  • – Estás seguro de que no lo utilizarás en momentos de lluvia prolongada o intensa.
  • – Estás buscando una chaqueta acogedora, cálida y resistente al viento.
  • – El peso no es tu enemigo.

Elige un Hardshell si:

  • – Estás buscando una chaqueta 100% impermeable al agua de lluvia, nieve y viento.
  • – Sabes que del calor tendrá que encargarse otra prenda, por debajo del Hardshell.
  • – El peso es un problema y prefieres una prenda que se pueda comprimir y guardar en una bolsita pequeña.

19.08.14 / Marketing Online

Lazy registration »

lazy registration

Por “lazy registration” (“registro vago” en castellano) se entiende aquellos sistemas de registro en una web en los que pedimos los mínimos datos indispensables para poder crear un usuario. Es bien sabido que los formularios de registro son denostados por muchos y son, realmente, una barrera para la conversión. El lazy registration justamente intenta reducir este inconveniente al mínimo.

La idea fundamental tras el concepto de lazy registration es que debemos propiciar que los usuarios prueben nuestros servicios o aplicaciones web sin tener que dejar sus datos; que jueguen con ellas y que vean sus ventajas y luego, si les interesa, ya acabarán registrándose.

Hay varios niveles de lazy registration, en función del nivel de datos que requiramos al usuario. Normalmente el lazy registration más habitual es pedir una dirección de email, eso es todo. Nosotros ya creamos una contraseña y se la enviamos al usuario. El resto de datos que nos pueda interesar se los iremos pidiendo más adelante bajo una llamada a la acción de “Completa tu perfil” una vez dentro.

Por ejemplo, hay aplicaciones como Linkedin que te informan del tanto por ciento de completación de tu perfil (“Tu perfil está completo al 30%; dinos más cosas sobre ti”), mientras otras como Meetic vinculan la completación de tu perfil con el acceso a funcionalidades más avanzadas o funcionalidad extra que con el perfil incompleto no puedes disfrutar.

La versión más extrema de lazy registration es aquella en la que, jugando con cookies, damos de alta una sesión para ese usuario y le dejamos utilizar la aplicación sin pedirle nada. Es el caso del planificador de eventos Doodle, del gestor de imágenes Picamatic o del editor de imágenes iPiccy. Puedes utilizar la aplicación y beneficiarte de ella sin tener ni que dejar el email.

También en estos casos hay pequeñas diferencias. En Picamatic no hace falta prácticamente para casi nada mientras que iPiccy sólo es necesario el email para poder guardar las imágenes que has editado. Lógicamente, cuando ya las has editado libremente y ya tienes las imágenes como querías, no las quieres perder y por tanto la gran mayoría de usuarios acaba registrándose formalmente. Este último ejemplo es excelente por dos motivos: porque el registro aparece como algo natural y porque en la web acabamos teniendo una basde datos de usuarios de valor, es decir usuarios que han editado su imágenes en nuestra web y no usuarios fantasma que se registran y cuando ven de qué se trata no usan la aplicación.

De hecho, esta es otra ventaja colateral del lazy registration: que vale para distinguir entre usuarios activos y usuarios fantasma, que ya que sólo los que han utilizado la herramienta se acaban convirtiendo en usuarios. Si están satisfechos con tu servicio, los usuarios verán el registro como un paso natural del proceso y no como una obligación. Es un engagement gradual, que parece mucho más lógico que un registro a ciegas.

Si en tu aplicación web aplicar un modelo de lazy registration no es posible, entonces te recomiendo utilizar las mejores prácticas en los formularios: ser tolerantes al error, no poner muchos campos de buenas a primeras, dividir por pasos o por bloques, separar los campos obligatorios de los opcionales, etiquetar muy bien los campos, poner siempre ejemplos, diseñar campos grandes y fáciles de rellenar, etc… Para tener mucha más información mucho más detallada sobre las mejores prácticas en diseño de formularios, recomiendo el libro “Web Form Design: Filling in the Blanks” de Luke Wrobleski, considerado el mayor experto mundial en formularios web. Aunque algo anticuado ya, sigue teniendo muy buenas observaciones que no siempre son obvias.

« Entradas anteriores