Diferencia entre porcentaje de rebote y porcentaje de salidas

Porcentaje de rebote y porcentaje de salidas

La diferencia entre el porcentaje de rebote y el porcentaje de salidas en Google Analytics es algo sutil al principio, pero espero que esta pequeña explicación aclare la diferencia entre estos dos porcentajes.

El porcentaje de rebote indica cuánta gente ha abandonado el website en una página sin haber visitado ninguna otra página. Es decir, han llegado a nuestro sitio web, han visto una página y ninguna más. De ahí el nombre de “porcentaje de rebote”: llegas a una página, la ves y “rebotas” porque abandonas el website.

El porcentaje de salidas indica cuánta gente de entre todas las personas que han visitado esa página ha abandonado el website desde esa página en concreto, sin que ello signifique que no hayan visitado antes otras páginas dentro del mismo sitio. El porcentaje de salidas únicamente indica que esa fue la última página que vieron del website entre todos los usuarios que vieron esa página, fuera o no la única que vieron (he aquí la gran diferencia). De hecho, si sumamos los abandonos de todas las páginas deberían ser iguales al número de visitas, ya que antes o después todas las visitas acaban dejando el website.

La diferencia entre el porcentaje de rebote y el porcentaje de salidas en Google Analytics pues es que el porcentaje de rebote indica cuándo una página fue la primera y la única en visitarse (el usuario se largó a otro sitio web sin ver ninguna otra página) mientras que el porcentaje de salidas indica en qué proporción una página de un sitio web fue la última en verse antes de abandonar el sitio web calculado como porcentaje de los usuarios que visitaron esa página en particular.

En otras palabras, el porcentaje de rebote de una página indica en qué proporción abandonan el sitio web los visitantes que han llegado al website aterrizando en esa página, mientras que el porcentaje de salidas indica en qué proporción abandonan el sitio web en esa página los visitantes que han llegado a esa página desde donde sea, ya sea desde otra página del mismo sitio web o desde otro sitio web sin ninguna relación con el tuyo.

Aparte de a nivel conceptual, hay otra pequeña diferencia entre el porcentaje de rebote y el porcentaje de salidas: cómo se calcula el tanto por ciento que vemos en la columna correspondiente de la interfaz de Google Analytics. Es importante conocer esta diferencia para sacar conclusiones acertadas de nuestras estadísticas web.

El tanto por ciento del porcentaje de rebote no se calcula sobre el total de visitas del sitio web, sino sobre el total de visitas que llegaron al sitio web en esa página concreta. Es decir, cuando esa página ofició de “landing page” o de “página de aterrizaje”.

El tanto por ciento del porcentaje de salidas no se calcula sobre el total de visitas del sitio web, sino sobre el total de visitas a esa página concreta, y sin importar de donde procedían. Si tienes un porcentaje de salidas del 70%, es que el 70% de la gente que visita esa página no visita ninguna otra página de tu sitio web. Por ejemplo, si tuviste 8.000 visitas a tu sitio web, y de esas 8.000 visitas hubo 100 que visitaron esa página concreta, significa que 70 de esas 100 visitas salieron del website por esa página. Es decir, no saltaron a ninguna otra página de tu sitio web.

Factores sociales en el algoritmo de Google

Con el auge de la llamada red “social” (como si antes no lo fuera) y la proliferación de mecanismos para gustar, compartir, votar, rankear, etc… parece lógico suponer que Google tenga en cuenta ese tipo de feedback generado por los usuarios en su algoritmo de posicionamiento web.

Hasta la fecha, uno de los principales factores que tenía en cuenta Google para ordenar los resultados de una búsqueda (por tanto, de posicionar una web por encima de otra) era el número y la calidad de los enlaces entrantes que tenía esa web.

Esta aproximación se basaba en las prácticas habituales del mundo científico, donde aquellas publicaciones científicas que son más citadas por otros científicos en sus respectivas otras obras ganan peso, respeto y autoridad entre la comunidad científica.

De un modo parecido, en el algoritmo de Google cuántos más enlaces se ganaba un sitio web, con más acierto podía deducirse que ese sitio web era de calidad, y por tanto más peso y autoridad ganaba para Google. En consecuencia mejor posicionada aparecería ese sitio en los resultados de búsqueda.

Hoy en día los enlaces siguen siendo un componente esencial de la web, pero algo menos que antes. Gracias a las tecnologías semánticas, los contenidos son ahora son mucho más ágiles y elásticos para saltar de una página a otra página adaptándose de un modo casi líquido a una enorme plétora de diferentes contenedores y soportes (portátiles, sobremesas, móviles, aplicaciones web, portales, memes, emails, consolas, lectores de libros electrónicos, aplicaciones de móviles, etc…).

Al poder hacer recircular el contenido con tanta facilidad, hoy en día enlazar ya no tiene tanto sentido como el que tenía antes. Actualmente el contenido, más que enlazarlo lo que se hace es incrustarlo, compartirlo, rebotarlo, recircularlo, votarlo, gustarlo, reenviarlo, comentarlo, retwitearlo, menearlo, enterrarlo, favoritizarlo, embeberlo, anidarlo, republicarlo.

En tanto en cuanto parece lógico que quién y cuantas veces hace recircular un contenido es indicativo de la importancia, calidad o relevancia de ese contenido, es sólo lógico y natural que Google lo tenga en cuenta en su algoritmo. Son los nuevos indicadores que Google tiene que incluir en su fórmula para ponderar la autoridad de una web.

Todas estas acciones son los nuevos enlaces entrantes, y como tal deben ser considerados por Google a la hora de ordenar los resultados de la búsqueda. Los enlaces seguirán siendo importantes como indicadores de la importancia de una página, pero ahora están acompañados de todos estos otros factores sociales, que lógicamente iran incrementando su peso relativo en el algoritmo de Google.

Por tanto, para tener un sitio web bien seoptimizado ya no será suficiente con generar contenido relevante y conseguir muchos enlaces de calidad, sino que habrá que estar bien visto a nivel “social”: cuántos seguidores tienes en Twitter, cuántos admiradores en Facebook, cuánta gente te tiene en sus favoritos en Delicious y parecidos, cuántas veces se ven tus videos en YouTube, cómo se valoran tus fotos en Flickr, etc.

En definitiva, lanzar tu página de Facebook y empezar a acumular admiradores tiene tanto sentido hoy como tenía en su día lanzar tu página web y empezar a acumular enlaces. Cuanto más tiempo lleves, más admiradores podrás acumular porque más tiempo habrá estado tu página disponible para ser gustada. Ocurre lo mismo con tu cuenta de Twitter, tu cuenta en YouTube, tu cuenta en Flickr, etc.

Google Instant y las impresiones de AdWords

Desde que esta mañana se ha puesto en marcha Google Instant, la actualización del funcionamiento de Google que muestra resultados (y anuncios de AdWords) a medida que se va tecleando en la caja de búsqueda, ha habido cierta confusión sobre cómo afectaba a las campañas de AdWords, y especialmente al recuento de impresiones (dado que con Google Instant, los anuncios van cambiando al igual que la página de resultados a medida que se teclea).

Cómo se contabilizan las impresiones de anuncios de AdWords con el nuevo Google Instant? Google lo explica en esta página:

Las impresiones de los anuncios se contabilizan en cualquiera de estas 3 situaciones:

  • – El usuario comienza a escribir una consulta en Google y hace clic en cualquier lugar de la página (un resultado de la búsqueda, un anuncio, una corrección ortográfica, una búsqueda relacionada). Si pasa, los Enlaces Patrocinados de AdWords que estuvieran impresos en ese momento se contabilizan como impresiones.
  • – El usuario elige una consulta específica al hacer clic en el botón Buscar , presionar Entrar o seleccionar una de las consultas a partir de una predicción. En cuanto sucede, los Enlaces Patrocinados de AdWords que están impresos en ese momento se contabilizan como impresiones.
  • – El usuario deja de escribir, y los resultados se muestran por un mínimo de tres segundos.

Queda bastante aclarado pues cómo se cuentan las impresiones de anuncios de AdWords on Google Instant.

AC Hoteles des-baneada

Confirmado. 10 días después del baneo de AC Hoteles, Google ha rehabilitado sus páginas en el buscador. Aunque 10 días de penalización en un sector (hotelero) en el que los clicks se pagan a más de 2 euros no parece demasiado… De hecho, tengo mi teoría de que el hecho de que la historia del baneo de AC Hoteles haya corrido como la pólvora por internet haya hecho más por el posicionamiento de AC Hoteles que las malas prácticas de la empresa de SEO que la cadena hotelera contrató. Algo que ya vi en el famoso caso del baneo de BMW… ¿Y si fuera todo una estrategia de link-baiting con el propósito de ganar links a mansalva? Aunque arriesgada (pocos clientes aceptarían, por el perjuicio causado a la imagen de marca), sería ciertamente efectiva. Por muchos nofollow que los bloggers pongan…

AC Hoteles baneada de Google

La web de AC Hoteles ha sido baneada por Google por emplear técnicas “black hat” como cloaking y noscript. BlogOnTravel explica relativamente bien por qué.

HotelBlog explica muy bien las causas aquí.

En Noviembre se baneó al ISP Acens (des-baneada dos semanas después)

La empresa de SEO responsable de la penalización es muy conocida (éticamente es feo decir su nombre), y es miembro de Sempo, así que queda claro que ser miembro de Sempo no es garantía de que no se usen técnicas black hat. De hecho, por lo que yo sé Sempo sólo te exije que pagues una cuota para permitirte poner su sello en tu web, por tanto no es ningún sello de calidad aunque en muchas webs de empresas de marketing online lo pongan con esa intención.